24 de noviembre de 2008

I

Llámame único, o icono mítico,
¿cómo volar sin fin en el firmamento,
sin definir tan vacío fundamento?
Navegante que persigues olas,
aquí no hay mareas ni gaviotas.
Encuentros críticos, elásticos y místicos
son entre almas errantes
que se placen al contemplarse,
de saberse semejantes.
Más aquí no hayaste el tema que buscaste,
una fábula, un cuento o una hada
pequeños seres son quienes creen que la luz es Sol
olvidaron quién reina entre las sombras
ver para creer es querer tener fe en lo que no se ve,
pero saber que todo es aunque no lo conoces,
es despreciar escalones y caminar llanas las montañas,
sin metas sin fines en quienes esas inquietudes arremetan sin compasiones.
No existe objetivo sobre el que volcar nuestras emociones
nuestras sensaciones miradas y sueños son
y cariciosos los pasos colorados de nuestras almas.
Sentirme a tu lado es pensar en estar a tu lado
volverme libre es querer sentirte sin lazos atado
adoro sin embargos tus vocablos de diablo
porque siento que andar no era hablar con me arrepiento
sinó con desafío, tonto y atento sujeto.

1 comentario:

derkins dijo...

señor cartero, señor cartero,
hace usted muy bonitas rimas :D

le felicito, si si si.

cuida't!