17 de diciembre de 2008

El aspirante a yonki

"Así que quieres ser duro y estar loco, parecer peligroso y que se te caigan los mocos de la coca, que estén acojonados de tus prontos, queriendo ser el más listo, siendo el más tonto"
Juaninacka

¿Quién no ha conocido al típico tindividuo cuya conversacioón favorita gira en torno a las drogas? Es facil de reconocer, en todas las charlas en las que se mete siempre acaba hablando de la fiesta/festival/colocón que pilló ayer, y ríe y lo cuenta como si fardara de ello, como si realemnte estuviera orgulloso. Conoce muchas drogas, o habla de ellas como si las conociera, cuando en realidad no las ha probado, hablando por boca de otros. Ese es uno de los motivos que lo impulsan a hablar más del tema, para culturizarse y sentar unas bases sobre las que edificarse el mismo. Nos señalará también con el dedo a algún camello de la calle, añadiendo, a continuación, detalles sobre su vida que no nos importan. El aspirante a yonki no nació estúpido, pero los bloqueos mentales que tiene en su pobre cabecita así nos lo hace parecer, quiero decir, que si de repente detienes cualquier increíble y atrayente conversación de drogas con él, y le preguntas si cree que el rumbo que está tomando su vida és el que más le conviene, la respuesta que nos dará parecerá proveniente de un trozo de carne con ojos, sin alma ni sentimientos, porqué...¿crees que un "ya sé que las drogas son malas pero controlo" es una respuesta lógica para un ser que aspira a descontrolarse con ellas?
Detrás de un aspirante a yonki encontramos personas espiritualmente pobres, o con complejos problemas interiores que hace que se vuelquen fácilmente a las drogas blandas, menos problemáticas en cuanto su obtención y desarrollo.
Tengo un colega, Scary, con problemas bastante gordos en su vida, la mitad de los cúales desconozco. Pues bien, este chico, un alma errante que produce piedad allá dónde va, es sumamente feliz hablando del tema marihuana, y ahora el porqué de esto nos servirá como ejemplo de para todos los demás aspirantes a yonkis.
El porqué es el recuerdo del colocón, un estado alterado de su personalidad que lo hacía más interesante, guay e imprevisible--->un disfraz que ponerse
Detrás de esa personalidad aparentemente feliz y satisfecha, se esconde una valoración personal que puede ir desde una autoestima baja, pasando por la no aceptación de él mismo, hasta llegar a la propia repugnancia.
¡Joder! ¿Y si yo me fumo un petardo cada día seré un aspirante a yonki? ¿Y si me mola hacerlo qué?
La diferencia entre el aspirante a yonki y tu es la madurez con que asumes, respetas y valoras a las drogas.
Sólo los individuos que se alimentan de ese recuerdo transmitiéndolo a los demás, y que sufran esa falta de autoestima sumada a otras complicaciones, nos darán el personaje que hoy os he descrito. Y finalmente...¿porqué le llamo aspirante a yonki?
Porqué si supiera realmente lo que se sufre estando yonki, creo que se lo pensarían dos veces antes de abrir ese piquito, porqué de su ignorancia procede su infelicidad.
¿Tengo algo en contra de esas personas?
Aborrezco a los que no tienen alma, sencillo.

2 comentarios:

newbie dijo...

cuanta veces me hubiese gustado haberte debatido tus filosofias de mercado algunas buenas otras erroneas, según mi criterio, otras faltas de respeto, pero solo con ver los comentarios de tus colegas me dije: que diablos, es tu blog, tu perspectiva y realmente algo más que palabras. Sobretodo me alegra ver a las personas realizarse a si mismas y tu, de una manera u otra, lo estas consiguiendo. Animos.

Omar dijo...

Para sincerarme, hace mucho que me identifico con la gran mayoría de exposiciones que relatas.

Lo cierto es que tampoco sé que ponerte, porque al quedar contigo y vernos más asiduamente, te lo cuento todo. Pero aun así, siempre descubro algo nuevo que no sabía.

Un abrazo cartero ;)