13 de abril de 2009

Yo y mi yo y mi yo

Últimamente escribo poco en el blog, y no es por falta de cosas nuevas, o experiéncias increíbles, sinó, más bien, a que estoy pasando por una época nueva en mi vida. Acabo de emanciparme con un amigo, y estoy descubriéndome un poco más. Ahora todo mi tiempo me pertenece, menos el laboral y estudiantil, pero sigue siendo mío. Dispongo de libertad para hacer lo que quiera, pero últimamente se me da más el no-hacer nada, o almenos, dejar de hacer tantas cosas como antes. Fuí, hasta hace poco, el de mucho acaparar y poco abarcar, el de tener tres planes distintos en una misma tarde, el de llegar siempre tarde y quedarse poco tiempo, el egoista, vaya. Ahora todo toma un curso distinto de acontecimientos, ahora puedo medir y distribuir mejor mi tiempo, pero acabo volviéndo a mí mismo. Un básquet, una sesión musical, poco más. Los fines de semana son otra história, pero es que incluso los fines de semana empiezan a ir así. Espero algo? Si. Dentro de dos meses y medio aproximadamente los astros acabaran de encajar en una formación astral que fué concebida exclusivamente para mí, y entonces, será mi tiempo. Escribiré, y volveré a cambiar.
Ahora no es el momento, y lo siento por dentro de mí. Las històrias me hierven dentro, y los personajes pugnan por hablar unas palabras que todavía no les he dado, pero tranquilos, queda poco.
Estoy muy introspectivo, si, también narcisista, al fin y al cabo, un blog cubre en parte ese aspecto lo queramos reconocer o no, y finalmente me siento a gusto en mi propia casa. Tarde de Nitin Shawney, más un mai y la mejor de las compañías del mundo, es decir, yo y yo y yo...
Escritura caótica, pensamientos aquí y allá...queridísimos lectores...dejad que esta pluma vuelva a coger carrerilla y veréis como vale la pena seguirme, que hasta yo mismo me olvido de mí...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿no haces nada? ¿estás seguro? si en tu interior te sientes espiritualmemte pleno y feliz será que algo estás haciendo ¿no?.


Fdo. Ñe

Marcel Ginard dijo...

has dado en el clavo

Cletus dijo...

Se te echaba (y echará) de menos durante esta ausencia.